lunes, 1 de julio de 2013

MES DE GUAYAQUIL

La grácil Princesa del Mar, Guayaquil, está de fiesta. Cierro los ojos y retorno emocionada a los ventanales de la casa de mi niñez. El cielo azul de nuestra ciudad, juega alegre con las nubes de un blanco inmaculado, como si nuestra amada bandera se repitiera volando alto, muy alto, hasta llegar al infinito para no ser alcanzada por piratas o enemigos gratuitos de nuestro puerto. © Dagor