domingo, 21 de septiembre de 2014

sábado, 20 de septiembre de 2014

DINI

El tiempo es luz que vuela, no se detiene en el puerto cuando se va un ser amado porque sabe que su barca nunca más regresará. Ayer se fue Dini, la gata de mi Roberto. Al abrazar su recuerdo, ella vuelve a su regazo y de ahora en adelante se covierte en invisible compañera de sus sueños y quimeras. Encendida como vela junto a triunfos y fracasos, será luz, será alegría que aunque nadie pueda ver, siempre lo estará abrazando. 
Gracias Dini. Te amamos.
Dagor

domingo, 14 de septiembre de 2014

DOMINGO PLACENTERO

Domingo placentero. Esta tarde el clima fue perfecto en la estancia de Dagor. El cuaderno prometía visitar paisajes épicos. Las aves bohemias descansaban de sus excesos nocturnales entre árboles cómplices y la promesa de un crepúsculo cercano. Los gatos del barrio guardaban silencio y energías para la noche.
Pero el pincel y la pluma estuvieron parcos a pesar de la bonanza del día. Libres como el ave que los transporta en su vuelo mágico, sentían desde lejos la incertidumbre que oprime a otras plumas, mientras algunas se han dejado seducir por el indiscreto y avasallador encanto de la dictadura.
Dagor esperaba involucrándose en gestiones cotidianas, los seguía de puntillas con la esperanza de que en algún momento se armaran de fe, de valor, giraran hacia un punto de luz, y se encontraran de cara al sol con la libertad, esa diosa multicolor e indestructible que siempre está allí, esperando por todas las miradas, aunque a veces se oculte tras la cortina de humo de audaces tiranías.
Pero se hizo tarde, hoy el cuento quedó inconcluso. Mañana será mañana.
Barcelona hizo lo suyo. Amarilla como el sol, rubrica el domingo con un triunfo que siempre llega al alma.
Dagor

EL SILENCIO Y LA PALABRA

Desde el rincón predilecto de mi cueva urbana, rodeada de fotos y relojes que me cantan verdades matemáticas, escribo el poema del silencio.  No es fácil concentrarse mientras la gata golpea la puerta con su puño y afuera los grillos discuten con las luciérnagas a viva voz.
Lentamente vuelve la anhelada calma. La ventana me observa compasiva. A ratos se pone de espaldas para entregarse a la contemplación de la luna.
En esta noche de llamaradas solares,  de insomnios inducidos, de balcones lejanos y de ansias fortuitas, el grito histérico de algún pajarraco sonámbulo me pone en perspectiva. Y afortunadamente, como un acuerdo tácito entre mi cerebro y el de la computadora, brota la certeza de que el silencio y la palabra son incompatibles, porque para que el uno ejerza sus funciones, la otra, siempre tendrá que callarse. Y viceversa...
Entonces, dos y cuarenta y cuatro canta el reloj, y le hago caso. Hora de descansar entre mis propios brazos.
Dagor

viernes, 12 de septiembre de 2014

Por un Ecuador Libre de Tiranos Transnacionales!

El circo se extiende. La terrible situación que vive el país en manos del correismo, ha desencadenado una fiebre de héroes y heroínas cibernéticos, que ponen en peligro cualquier esfuerzo del sector serio de la oposición, por salvar al Ecuador de la tiranía y la cubanización. Los comentarios soeces, discriminatorios y muchas veces perversos, en contra de la administración de turno y los funcionarios públicos, sólo logran traer a la memoria las peroratas interminables, tediosas y ofensivas de los sábados. Es indignante, sí, que quien debiera ser ejemplo de cordura y conciliación, sea quien propicie el caos. Pero si de algo se puede sentir satisfecho el nuevo regente de Epiclachima, es de haber sembrado esa guerra verbal letal entre adversarios y seguidores de sus ideas.

A veces pareciera que los que participan en esta "insultadera" de baja ralea, esconden junto a sus ordenadores, cuchillos, agujas, pistolas, tijeras invisibles con las que atacan sin compasión y por ignorancia a todo aquel que no les otorgue la razón.

Pero ojo, soldados de viento, mientras ustedes juegan viciosamente con la palabra, el pulpo de la dictadura les oprime a toda velocidad el cuello a los demás compatriotas y a ustedes también, aunque se crean libres por vociferar cosas sin sentido. La libertad es mucho más que la capacidad verbal para pretender demoler a alguien con frases hirientes. La libertad es un derecho fundamental que nos da la vida. No tenemos dueño, los monarcas son errores del pasado enterrado. Y cualquier fanático encaramado en el poder, no nos puede cambiar el rumbo de la historia. Pero para enfrentar a un fanático hay que actuar con astucia y con cautela, no visceralmente.

La declaración de los alcaldes reunidos en Guaranda constituye un gran paso en la reconquista de todos los derechos que los actuales ocupantes de Carondelet y futuros conquistadores de Epiclachima, nos han arrebatado. Que no nos ciegue la frustración porque el acuerdo alcanzado por los alcaldes no fue uno beligerante. Los puntos de la declaración son claros y precisos. Y eso era lo procedente. Para defenderlos, tenemos que estar más unidos que nunca y debemos recuperar todos nuestros derechos en un clima de paz y de cordura. Podemos convertirnos en ejemplo a seguir en la región como un país que se sacude de la pestilencia pseudo socialista con altura y respeto entre seres humanos.

Por un Ecuador libre de tiranos transnacionales,

Patricia Velásquez de Mera
       ECUATORIANA