domingo, 24 de febrero de 2008

AL FIN!

al fin muere Fidel
muy lentamente
la hueca letanía de su discurso necio
se asemeja a la melancolía
del pueblo que oprimiera
y el ritmo de agonía interminable
que no lo deja partir hacia otra esfera
es obra de miles de cadáveres
hundidos en el mar para salvarse
de la revolución que el presidiera

de todos los rincones lo saludan
prospectos de absolutistas y tiranos
aquellos seres humanos
ovejas con gafas oscuras
que de derecha o de izquierda
sueñan con el poder que acuñara
y apoyan sin chistar su dictadura

Fidel no fue izquierdista
fue un traidor
un aprendiz del demonio
que por casualidad
y para conveniencia
tornó su revolución
en trago rojo
se emborrachó de poder
hasta perder la conciencia

Fidel no fue un patriota
fue un cínico abusivo
que en casi cincuenta años
no se cambió el uniforme
para espantar al rebaño

fue un empresario glotón
poderoso y desalmado
administrador de esclavos
que hizo de Cuba su ingenio
que emulando a Satanás
vejando a los ciudadanos
les hizo creer que era un genio
les enseñaba a leer
mas escondia los libros
les racionaba el papel

que no nos vengan con cuentos
historiadores y amigos
del déspota de La Habana
Fidel hizo con su gente
lo que le diera la gana

en su feudo militarizado
él era juez implacable
él era el jefe de estado
capataz y presidente
gobernador e intendente
porque todos los demás
tenían los cargos prestados

acrecentó su fortuna
vendiendo cara el azúcar
limosna de sobreprecio
que le valiera el desprecio
de vecinos y exiliados

su enemistad con los gringos
fue un mito de dos cabezas
un truco publicitario
que engordaba
a doble bando
Fidel era el testaferro
de dos caras del poder

y porque siempre fue isla
Cuba flota a la deriva
tras el derrumbe ruidoso
de la cortina de hierro

Fidel bordado en fusiles
salvó la isla de Batista
pero incentivó el destierro
para abusar a sus anchas
y a cuento de comunista
enmudeció a multitudes
sembrando astenia y desidia
en corazones ardientes
tropicales progresistas

abrazado con banqueros
príncipes
intelectuales
oportunistas
latifundistas
millonarios
pseudo izquierdistas
gobernantes abusivos
magos y malabaristas
famosos opresores
y artistas arbitrarios
Fidel Castro
rey del doble discurso
fue más derecha que el diablo

al fin muere Fidel muy lentamente
siempre escondiendo la cara
detrás de una barba rara
al fin se cambió el vestido
el verde de su uniforme
ahora de cualquier rojo
huele a monte del olvido

nadie es feliz en prisión
soñando desde un malecón
que derriben un embargo
ni tampoco en el destierro
o enfrentando la verdad
al diente de un tiburón

F de frustración
fuerza maligna
P de prostitución y de pesares
ni Fulgencio ni Fidel
a los altares!

la lluvia golpea sin prisas
los cristales de esperanza
otro Castro en el poder
monarquía comunista
nada ha cambiado en La Habana
los huracanes dormidos
escriben cartas saladas
los barrios nunca se alteran
el ron rueda por las casas
ya muere el fin de semana
pueblo sufrido que espera
un ciclón con aguas claras
que le devuelva el mañana
dejar atrás los burdeles
de la época Batista
pero también los cuarteles
de la era fidelista

Al fin se va Fidel
pues todo pasa
todo cansa
todo acaba

en un punto entre la vida y la muerte
se debate el comandante colorado
no lo recibe la parca por cobarde
ya no lo aguanta la vida por malvado

© Patricia Velásquez de Mera