miércoles, 31 de diciembre de 2008

BUEN 2009!

Se escucha a los cuatro vientos que el 2008 ha sido un año nefasto, se dice que el 2009 será peor. En el recuento, cuando la historia corra y miremos hacia atrás o cuando quienes nos sucedan lo hagan, quizá estaremos agradecidos de haber sido testigos de las campañas que han permitido desenmascarar gigantes trogloditas “enloquecidos por el dinero”. Y aunque la crisis causada por ellos y sus socios sea ahora de todos, el saldo será a favor de quienes no viven para acumular riquezas materiales, sino para fomentar una existencia más justa y equilibrada entre los dos partidos que conforman la humanidad: los ricos y los pobres. En cuanto a los pobres, ellos ni ganan ni pierden, existen de espaldas a estos escándalos financieros mundiales, olvidados por quienes los utilizan para venderles hasta el aire que respiran, ocupados en sobrevivir día a día.

Los “ricos” nos han manejado a su antojo con papeles que aguantaban cifras astronómicas imposibles de acumular. Hemos sido tontos útiles de un juego de monopolio apoyado por los economistas, que sabiendo de antemano que en una libra de lentejas no pueden caber trillones de granos, permitieron la preparación del caldo aguado que nos deja hoy con la incertidumbre de si habrá sopa en el futuro o no.

Gracias a este año “nefasto”, los economistas no están de moda, las vacas sagradas de la banca mundial y de las mega empresas comerciales, se convirtieron en pequeñas obejas que tendrán que aprender a caminar con el resto del rebaño, como siempre debió ser. Los grandes empresarios y multimillonarios no aterrizan más en pistas privadas cuando esos terrenos se necesitan para criaturas que duermen en las calles o en casas de cartón. Hoy, sus aviones super modernos y onerosos se dieron de bruces contra las cortes de justicia de los diferentes países en donde sus juegos piramidales maléficos, han sido descubiertos. Sus perfiles de truanes han quedado colgados para siempre en las páginas principales de todos los periódicos del mundo.

Hay mucho que celebrar pues, y aunque falten miles de pillos poderosos por caer, quizá la gran lección del 2008 debería ser el aceptar todos que vivimos con una careta gruesa, en doble y vergonzo discurso, sirviendo de tontos útiles a los abusivos, permitiendo el absurdo de este mundo repleto de diferencias abominables entre los pocos que lo tienen todo, la clase al servicio de los mismos que permite que estos lo tengan todo y el resto de la humanidad, que carece de casi todo.

Nuestro deseo ferviente es que en el 2009 y siempre, tratemos de elevar nuestro concepto de calidad de vida, no viviendo en doble discurso, no aceptando ser cómplices silenciosos de los que nos oprimen, al punto de volvernos siervos fieles, giles y anónimos de los grandes ladrones del mundo.

Mucha salud, trabajo y fe, es lo que les propongo y les deseo, hoy y siempre. Y me incluyo en la lista.

BUEN 2009!!!
© Patricia Velasquez de Mera