martes, 27 de julio de 2010

anocheces a plena luz del sol, te escurres de tus propias manos como pez herido, te alejas en busca de sonidos estelares y no encuentro la fórmula para detenerte...

No hay comentarios: