lunes, 6 de septiembre de 2010

El dolor es igual al arte, a la ciencia... Escudriña a fondo, confronta, nos pone en crisis, quema, destruye... y de pronto reconstruye, descubre, nos permite mirar más allá de nuestras narices, nos abre los ojos. Pareciera que nos deja vencidos pero si no nos mata, nos conduce al descubrimiento de nuevos horizontes...

No hay comentarios: