sábado, 25 de febrero de 2012

A VECES

a veces me envuelve la tristeza
hilo transparente que circula sobre mi corazón y mi cerebro
como luciérnaga solitaria en larga noche de luna

a veces las estrellas me hablan
mapa de luz dibujado sobre el cielo
antigua lejana sabiduría
cuadro abstracto a la distancia
cada una de ellas estira mi congoja
pero no la cura
y se disuelve silenciosa al amanecer en forma de sol

a veces quisiera alcanzarte para poder alcanzarme

a veces me pesan los pies de tanto caminar sobre mi propio eje
sin llegar a ninguna parte

a veces
ni la ternura basta

a veces vuelve a mi memoria
el viejo reloj de la casa de la infancia
ícono del tiempo
pared marchita que se hizo polvo
como el camino de la esperanza
péndulo que cuelga del aire
de la memoria
del ayer
de la nada

Dagor PVV

No hay comentarios: