lunes, 8 de abril de 2013

es cierto que anoche/ la luna no rondaba mi ventana/ es cierto que el viento se había detenido/ que en pálido silencio/ las ramas de los árboles/ tiritaban/ pero es cierto también que por la madrugada/ llegaron como en coro las voces de las aves/ a darme serenata/ y al despuntar el alba/ majestuosa sorpresa/ me encontré con el sol que me abrazaba// (Dagor)

No hay comentarios: