miércoles, 28 de agosto de 2013

CARTA A PINKA EN SU DIA

Agosto 26 de 2013/// No sé si hoy que es tu cumpleaños, puedes ver desde el infinito punto de luz en el que habitas, que las flores de nuestro jardín tienen desde el amanecer un brillo inusual. Es que es 26 de agosto, fecha para celebrar tu paso por la vida./// Hoy en particular, he sentido tu presencia, al punto de que te llegó una carta a mi casa. Puedes creerlo? No necesito revelar su contenido en público, entiendo que apruebas lo que pienso hacer con la misma. También te sentí el día del matrimonio de Eduardo, como si él caminara entre las dos al altar en la tarde más feliz de su vida. Tu bendición y tu presencia fueron evidentes en todo momento el 27 de julio./// Si estuvieras aquí, seguramente festejaríamos con plastilina, tú harías rostros de vírgenes o de santos, y yo haría caras de viejitos, de filósofos. Escucharíamos música, saldríamos a caminar después del café con empanadas, y tú te empeñarías en comprar el juguete más difícil de armar y el más colorido de todos, porque como ninguna otra persona que haya conocido, supiste ser niña hasta el final, te emocionaste con las cosas más simples de la vida y tu imaginación se mantuvo vibrante, inocente, pura, intensa, hasta que decidiste partir para buscar en otros mundos, juguetes celestiales. Bueno, te cuento que te hubiera tocado comer dos empanadas, yo ya no puedo. No preguntes por qué. O mejor dicho, celebra que ahora podremos comer juntas, verdaderas empanadas de aire./// Quiero que sepas que mantengo el amor y la relación con tus hijos -que también los considero míos-, de forma intacta, como cuando tú te fuiste. No he olvidado mi promesa y solamente espero que sigas velando por los míos -que también son tuyos-, desde donde te encuentres. Espero que tú tampoco hayas olvidado tu promesa./// Qué te puedo decir de tus nietos? Las palabras no alcanzan para medir sus ojos enormes que hablan de herencia familiar, de intensidad, de alegría, de honda pureza y bondad. Cada vez que los veo, te recuerdo, y ocasionalmente, hemos cantado juntos tu canción para que sentada en una estrella, nos escuches y sepas que siempre te vamos a amar y a extrañar, que vives en cada de ellos, tus hijos y nietos, tu amada familia./// Te quiero, cuida el jardín eterno, riega con lluvia nuestra nostalgia bonita y disfruta del privilegio y la recompensa de haber cumplido a cabalidad tu misión en la vida./// FELIZ CUMPLEAÑOS, HERMANA!

No hay comentarios: