viernes, 9 de enero de 2015

Enero primero de 2015

Acaba de pasar el tren muy cerca. Sonaba fuerte, en el silencio de la noche parecía cantar victorioso que se llevaba consigo el 2014. En ese tren se fue mi madre, partieron varios familiares, entrañables amigos que el año anterior celebraron con algarabía el inicio del 2015. Ese mismo tren me trajo a mi nieto. Agridulce encuentro en el andén, despedida y bienvenida. La vida y la muerte, el tren es el tiempo. Dagor

No hay comentarios: