viernes, 7 de junio de 2013

Mayo 12, 2013// Este domingo, en medio de celebraciones en millones de casas, habrá hogares en los que las cortinas permanecerán cerradas, en los que no habrá el regazo tibio en el cual, como por arte de magia, solemos encontrar consuelo para los más grandes pesares. Madres que apenas fallecieron, mujeres que se encuentran enfermas, desaparecidas, madres ausentes, madres que han perdido su libertad… Oremos por ellas y por sus hijos.// © Dagor

No hay comentarios: