martes, 19 de agosto de 2014

SUSPIRO

Las flores del mantel convierten el desayuno en mañana de primavera, en pleno corazón del verano. La ventana está melancólica. Las nubes perezosas se pasean por el paisaje como promesa de lluvia, provocando un suspiro que vuela y se estaciona en un espacio equidistante en Israel y Palestina.
Dagor

No hay comentarios: